• Lorena Bellés

Esquiar en Suiza: ¿gratis?

Deporte de invierno bonito, barato y divertido en 3 pasos
Vistas desde Skilift Tristeli AG, en Bad Ragaz.

Es imposible hablar de Suiza en esta época del año sin mencionar los deportes de invierno. No es necesario pasar mucho tiempo en este país, para darse cuenta de que el esquí es como una religión para la sociedad suiza. Hay más de 200 estaciones de esquí en todo el país y las conexiones en tren, teleférico y tren cremallera son una verdadera maravilla. No se han dejado ni un metro de montaña por conectar, os lo aseguro.


Nosotros, que nos propusimos probar todo lo que fuera típico cuando llegáramos aquí, no queríamos perdernos esta experiencia invernal. El problema llega cuando empiezas a explorar un poco y ves los precios de la ropa, el equipo de esquí, el transporte, el pase de 1 día a las pistas...Aquí entendí por qué la gente considera el esquí un deporte de ricos y por qué Suiza es como la meca para los aficionados a la nieve.


Para una valenciana como yo, que apenas ha visto la nieve en su vida, esto de pagar cantidades ingentes de dinero por pasarte el día estampada contra el suelo no tenía mucho sentido..., pero yo lo quería probar igual. Así que nos las ingeniamos para hacerlo de la forma más económica posible y, como nos salió bien la jugada, me apetecía compartirlo.


Quiero aclarar que al final no esquiamos, sino que hicimos Snowboard, porque a mi novio le hacía ilusión (pero para el caso es lo mismo).


Primero


Consigue el equipo

¿Qué hago si no tengo ropa especial para esquiar? Facebook Marketplace es tu mejor amigo. En este caso, Facebook Marktplatz, que es la versión suiza.


Nosotros nos acercamos primero a nuestra tienda de deportes de confianza (Decathlon, je, je), por si había algo interesante o la ropa de invierno estaba de oferta, pero cada vez que echaba un vistazo a las etiquetas me quedaba ojiplática. Obviamente, nos fijábamos en las marcas más asequibles, pero había que comprarlo todo doble y se nos iba un poco de presupuesto. Al final, solo compramos un abrigo para mi novio, porque igualmente lo necesitaba para trabajar y en el día a día. Yo me traje el abrigo para la nieve de España, así que esa parte ya estaba resuelta. Como os he dicho, para todo lo demás: Marktplatz.


Seguramente ya conocéis esta herramienta donde la gente compra y vende artículos que ya no quiere o no necesita. En Suiza funciona realmente bien el tema de segunda mano y te salva la vida cuando acabas de llegar y no puedes permitirte comprarlo todo nuevo.


Todo listo para el Día D.

Si dedicáis un ratito a buscar, estoy segura de que podréis recopilar el equipo completo de esquí totalmente gratis o casi gratis. Nosotros conseguimos dos tablas de Snowboard con sus dos pares de botas y las fijaciones para las botas gratis. Uno de los cascos nos salió gratis y por el otro pagué la friolera de 5 francos. Lo mismo ocurrió con los pantalones e incluso encontré unos de la talla que necesitaba mi novio que estaban demasiado lejos como para ir yo misma a buscarlos y la mujer se ofreció a enviárnoslos. Yo pagué el envío (4 o 5 francos) y los pantalones llegaron rápido y estaban como nuevos. Lo único que compramos nuevo en tienda fueron un par de guantes por 10 francos y unas gafas en Lidl por el mismo precio; las otras nos salieron gratis también.

Precio aprox. en tienda (unidad)

Lo que pagamos nosotros (total)

Abrigo x2

50 - 200 CHF​

​30 CHF

Pantalones x2

40 - 200 CHF

5 CHF

Tabla x2

160 - 500 CHF

0 CHF

Fijaciones x4

70 - 190 CHF

0 CHF

Botas x2

65 - 260 CHF

0 CHF

Casco x2

30 - 170 CHF

5 CHF

Gafas x2

10 - 120 CHF

10 CHF

Guantes x2

10 - 70 CHF

10 CHF

Segundo


Reúne un grupo de amigos de esos que se apuntan a un bombardeo

Esta parte es bastante relativa, pero os voy a contar por qué me parece importante:


  1. Podéis compartir gastos, p.ej., la gasolina del coche. Si tenéis el Swiss Pass ya contratado, mejor todavía, porque puedes acceder a casi cualquier estación de esquí en transporte público.

  2. Siempre puede haber alguien con más experiencia que puede hacer de profe para los novatos o recomendar alguna estación de esquí. Aprovecho para enviar un abrazo a nuestros amigos italianos.

  3. Cada uno puede llevar algo de comer y beber y acabar haciendo un picnic en la nieve con vistas increíbles. Fue nuestro caso y nos ahorramos el restaurante con el gasto extra que supone.

  4. Caerte de forma patética y que no lo vea nadie pierde un poco la gracia. Compartir experiencias así con otras personas es divertido y, además, siempre puedes reunir un grupo internacional y aprovechar para practicar idiomas. Ese día practiqué inglés y alemán y aprendí algo de italiano.


Tercero


Elige la estación de esquí

Esta parte, especialmente si no has esquiado en tu vida, puede ser un poco abrumadora, porque hay muchísimas y no son baratas. Si ya tienes experiencia, el precio no es tan desorbitado, pero si es tu primera vez y sabes que te vas a pasar gran parte del día en el suelo, se agradece ahorrarte algo de dinero. Aquí os dejo una página útil, por si queréis investigar las diferentes estaciones de esquí y su estado en tiempo real.


En excursiones anteriores echamos un vistazo a algunas pistas famosas y más concurridas, como la que hay en Wengen, un pueblecito cerca del Valle de Lauterbrunnen, muy recomendable aunque sea solo para pasear o ir de excursión por la zona. El problema es que estas estaciones nos parecían demasiado grandes y nosotros todavía no pensábamos deslizarnos montaña abajo, por pistas empinadas y a toda velocidad.


Al final, nuestros amigos nos recomendaron una pequeña pista en el Cantón de los Grisones (Graubünden, en alemán), que se llama Skilift Tristeli AG. Llegar en coche es muy fácil y puedes aparcar justo delante del propio Skilift (ascensor), que te lleva a la zona más alta de la pista.

Lo interesante de todo esto fue que pagamos la maravillosa cifra de 0 francos por esquiar, porque lo único de pago es el propio Skilift y nosotros no queríamos subir a la zona más alta sin saber mantenernos de pie en la tabla.

Al día siguiente me dolían hasta las pestañas.

Si es vuestro caso, os recomiendo que busquéis una zona de la pista poco frecuentada y no muy alta, donde os sintáis seguros para empezar con los primeros pasos. Si no encontráis un colega con experiencia, en Youtube hay tutoriales de profesores de esquí muy útiles y muy bien explicados. Para pasar un buen rato no necesitáis mucho más.


En resumen, espero que os haya resultado útil y si conocéis algún truco más o tenéis alguna experiencia similar, me encantaría leerla en los comentarios.







Recordatorio amistoso de que no pretendemos terminar en los Winter Olympics 2022, pero la experiencia fue muy divertida. ¡Probadlo!



Tschüss!


38 visualizaciones1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo